Evocación

Tres décadas de su confirmación

Por: Jorge Raúl Nacif – Foto: T. Mex.

La tarde del domingo 26 de noviembre de 1989 -hace tres décadas- tuvo verificativo la confirmación de alternativa del maestro Eulalio López “Zotoluco” en la Plaza México, a la que llegó tras luchar arduamentey “picar piedra” a “brazo partido”

Aquella tarde también confirmó el matador  Sergio González, hoy en día subalterno, y ambos llevaron como padrino a Manolo Mejía, ante un encierro de Rancho Seco.

Zotoluco ratificó delante de un toro llamado “Bombón”, 181 y 514 kilos. El joven torero de Azcapotzalco tuvo una actuación esforzada delante del burel de la confirmación. El segundo que lidió fue el quinto de la función taurina y tampoco hubo suerte, de tal forma que comenzaba una nueva lucha para poder volver a este escenario.

Eulalio llegó a la confirmación capitalina luego de poco más de tres años de alternativa, doctorado que recibió el 20 de julio de 1986 en el coso de San Buenaventura, Coahuila, de manos de Fermín Espinosa “Armillita” y como testigo Javier Escobar “El Fraile”, ante los toros de la ganadería de La Playa.

Como dato anecdótico, ésta fue la primera confirmación en la que Manolo Mejía fungió como padrino, y lo hizo a seis años de su alternativa, recibida en 1983.