Evocación

La alternativa de José Tomás

Por: Jorge Raúl Nacif – Ft: Notiferias

El domingo 10 de diciembre de 1995, el maestro José Tomás se convirtió en matador de toros al recibir la alternativa en la Plaza México de manos de Jorge Gutiérrez, efeméride que marca 24 años de historia en la carrera de un torero impregnado por la esencia del misticismo.

Aquella tarde hubo gran entrada en los tendidos y el llamado Príncipe de Galapagar pasó de novillero a matador. En presencia de Manolo Mejía, el maestro Gutiérrez le apadrinó ante “Mariachi”, de la ganadería de Xajay, herrado a fuego con el número 283 y un peso de 500 kilos.

Las palabras de Gutiérrez fueron las siguientes: “José, voy a tener el honor de otorgarte la alternativa, en mi tierra, a un torero español. Te deseo lo mejor y que se conviertan tus triunfos pronto en realidad (sic) y seas una figura del toreo no sólo de aquí, sino de donde quieras serlo. Mucha suerte y que Dios te ayude”. Respondió Tomás: “Muchas gracias, maestro”.

Originalmente sería David Silveti el encargado de cederle los trastos al entonces novillero madrileño. Sin embargo, y debido a una nueva lesión de rodilla que a la postre lo llevaría a alejarse de los ruedos, el Rey David no pudo ser el padrino de esta histórica ceremonia.

Ante “Mariachi” y vestido de grana y oro, José Tomás toreó con tersura a la verónica y quitó por chicuelinas. Luego de la ceremonia del doctorado se mostró valiente con la muleta y se pasó cerca los pitones del toro de Xajay, un ejemplar por momentos huidizo hacia tablas, complicado y que terminó desarrollando sentido.

Mucha quietud en las manoletinas con las que rubricó su labor y, si no tocó pelo, fue porque mató al segundo intento. La vuelta al ruedo fue el reconocimiento que el público le brindó al madrileño.

Significativo el hecho de que José Tomás tomará la alternativa en suelo mexicano, pues este país fue trascendente en su formación durante aquellas etapas novilleriles.