El torero de la semana

César Pastor

Redacción – Foto: C.P.

Han pasado 40 años de la confirmación del maestro César Pastor en la Plaza México, pues la ceremonia se llevó a cabo el 22 de diciembre de 1979. Llevó como padrino a Curro Rivera, mientras que por testigo fungió Manolo Arruza, ante una corrida con el hierro de Campo Alegre.

Nacido en la Ciudad de México el 7 de mayo de 1958, César Pastor debutó como novillero en La México el 1 de octubre de 1978. Aquella temporada novilleril protagonizó, junto a toreros como El Pana, tardes para el recuerdo y de intensas emociones en unos tendidos que lucirían llenos.

El año siguiente emprendió al aventura española y debutó en La Maestranza de Sevilla el 6 de mayo de 1979, tarde en la que cortó una oreja y le valió para repetir en dos ocasiones Más. El 17 de junio de aquel año, dejó buena impresión en Las Ventas de Madrid y así llegaría a la alternativa.

El 22 de julio de 1979 se doctoró el matador mexicano César Pastor, en una ceremonia que tuvo lugar en España, concretamente en la ciudad de Marbella, Málaga, luego de cumplir con una muy interesante etapa como novillero, tanto en México como del otro lado del Atlántico.

El padrino del doctorado fue, ni más ni menos, que el maestro gitano Rafael de Paula, que le cedió los trastos al capitalino en presencia de Francisco Rivera “Paquirri”. Este cartel de auténtico lujo se vio rematado con los toros, que procedieron de la ganadería de Carlos Núñez.

Ante el ejemplar del doctorado, Pastor confirmó sus cualidades y a la postre dio una vuelta al ruedo, dejando un muy grato sabor de boca entre la afición. El triunfo llegaría delante del toro que cerró el festejo, pues el toricantano consiguió cortarle una meritoria oreja.

Ratificó el doctorado en la capital de España el 15 de mayo de 1982, dentro de la Feria de San Isidro, en Las Ventas. El padrino de la ceremonia fue José Fuentes, con el testimonio de Francisco Ruiz Miguel y una corrida de la ganadería de Martínez Benavides.