Archivo histórico

Compañía de Jesús a la Plaza de San Diego

Por: Jorge Nacif Mina – Foto: Archivo

Compañía de Jesús llegó a Nueva España en el año de 1572, dedicándose a la educación de los indios, además de cooperar en la organización de varias corridas de toros, en el año de 1606 organizaron una corrida para tener recursos para la iglesia de San Gregorio; también hubo corridas, más fastuosas, ante la Canonización de San Ignacio de Loyola.

Durante el siglo XVI y el XVII, se corrieron toros en la Ciudad de México para conmemoraciones religiosas, civiles y como festejo de los Virreyes, siempre con la idea de que quedará dinero para sufragar gastos del Ayuntamiento. Sin embargo se tiene registrado que ante la entrada del Virrey Diego Carrillo y Pimentel 1 en el año de 1621, no se celebraron las corridas de toros acostumbradas.

El Virrey era anti taurino, así que cuando se enteró de la preparación de los festejos, determinó entrar a la ciudad de noche, malográndose los gastos ya realizados ante la frustración de la población que esperaba ansiosa ver correr toros. El gobernante suspendió todos los festejos taurinos de 1621 a 1624, tiempo que estuvo en la Nueva España.

Al final del siglo XVII “hubo la famosa temporada en que participaron elementos de la clase popular,” entre las más importantes está la que se celebró en la Plaza de San Diego, la que ocupaba el “Quemadero de la Inquisición,” el festejo se efectuó el 15 de noviembre de 1770 y se mataron dos toros por la mañana y diez por la tarde.

Dentro las corridas del siglo XVIII se fueron incorporando modalidades importantes para la fiesta en Nueva España, por ejemplo en el mes de octubre de 17322 se incorporó la señal con pañuelo blanco para iniciar la corrida y en 1743 se cambió levantando una antorcha o sonando un clarín, costumbre que prevalece hasta nuestros días.

 

1 Carrillo de Mendoza llegó a la Nueva España un desventurado 21 de septiembre de 1621. Su gobierno estuvo marcado por acciones mal entendidas que propiciaron, tres años después, su salida de la Nueva España. Primero fue la destrucción del dique que contenía las aguas del río Cuautitlán e interrumpió las obras del desagüe de Huehuetoca, por considerarlas muy caras.

2 Gazeta de México número 59 desde el primero hasta el fin de octubre de 1732

3 Gazeta de México número 78, desde el primero al fin de mayo de 1734.