Evocación

70 años de El Breco

Por: Jorge Raúl Nacif – Foto: JRN

El maestro Miguel Cepeda “El Breco” celebró 70 años de edad, pues nació en la Ciudad de México el ya lejano 14 de febrero de 1950. Soñador de gloria y ejemplo de vocación torera, recorrió la legua a “brazo partido” para saborear las mieles de hacer lo que brota de su corazón.

Narrando un poco sobre la trayectoria de este hombre, que le resulta desconocida a la nueva generación de aficionados, debemos apuntar que tomó la alternativa en Texcoco, Estado de México, el 7 de marzo de 1981, luego de una etapa de lucha constante como novillero.

El cartel de aquel día fue interesante, pues El Breco llevó como padrino a Jesús Solórzano y como testigo fungió el matador portugués Mario Coelho, delante de un toro llamado “No que no”, de Progreso San Mateo.

Fueron más de diez años de Miguel Cepeda en el escalafón novilleril, periodo en el que recorrió la legua como auténtico maletilla, soñando con aquellas glorias que nunca llegaron a representarse en una figura del toreo. Su debut novilleril en La México fue el 4 de octubre de 1970.

Su vida como matador de toros ha sido irregular ciertamente, como periodos extensos de no torear. Gran parte de su carrera se ha desarrollado en las plazas de ciudades pequeñas o pueblos, pero este romántico ha sabido vivir en torero todos y cada uno de sus días.

El Breco ha vivido por y para el toro, con aciertos y errores que son parte inherente en la existencia de los seres humanos. Buen charlista y cosido su cuerpo con 28 cornadas, ha sido graduado en la gran universidad de la vida.