Evocación

El centenario de Rovira

Por: Jorge Raúl Nacif – Foto: Archivo

Hace 100 años nació Raúl Acha “Rovira”, uno de los toreros suramericanos más destacados de todos los tiempos. Aquel 3 de marzo de 1920, vio la primera luz en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Raúl adquirió la nacionalidad peruana a principios de la década de los cuarenta. Fue un novillero destacado e incluso, en 1944, ganó el trofeo como triunfador de la Feria de Lima. Tomó una primera alternativa en México, en Mérida, el 23 de diciembre de 1945, de manos de Luis Gómez “El Estudiante”.

Su segundo doctorado, y el que realmente aparece como el definitivo, lo recibió en la plaza de Barcelona, España, la tarde del 24 de junio de 1946. Su padrino fue Manuel Escudero, bajo el testimonio de Julián Marín, ante ejemplares de la ganadería de Arturo Sánchez.

El 10 de octubre de 1946 confirmó en Las Ventas de Madrid, una plaza que llegó a ser muy significativa a lo largo de su destacada trayectoria. Para tal acontecimiento en la catedral del toreo, el maestro Rafael Vega de los Reyes “Gitanillo de Triana” le cedió los trastos delante de un toro de Joaquín Buendía llamado “Barbas Agrias”, en tanto que por testigo de la referida ceremonia fungió Agustín Parra “Parrita”.

El 1 de enero de 1959, Raúl Acha ratificó el doctorado en el coso de Insurgentes, donde llevó como padrino al maestro Luis Castro “El Soldado” y como testigo a Jorge Medina, delante del toro llamado “Diamante”, de la ganadería de San Mateo, hecho que quedó para la historia.

Cuando Rovira confirmó en la Plaza México, ya era un torero muy importante y con triunfales temporadas del otro lado del Atlántico, a pesar de contar con poco tiempo de alternativa.

A lo largo de su trayectoria, Raúl Acha salió cuatro veces por la Puerta Grande de Las Ventas de Madrid, lo que sin duda lo convierte en uno de los matadores más relevantes en la historia. éstas tuvieron lugar los años 1947 y 1948, así como en dos ocasiones durante 1949.

Precisamente en 1949 tuvo lugar su encerrona en este coso madrileño, el único matador americano que ha matado seis toros en solitario en la plaza de la calle de Alcalá. La fecha fue 3 de julio, y saldó su actuación con cuatro orejas y salida por la Puerta Grande.

Rovira fue un torero valeroso y un muy efectivo estoqueador. Padre del reconocido cantante mexicano Emmanuel, tuvo una recordada rivalidad con Luis Miguel Dominguín. Luego del retiro, fue empresario y apoderado. Murió en la ciudad de Cuernavaca, México, el 4 de junio de 2007, a la edad de 87 años.