Tauromaquia Mexicana

Dimensionamiento tauromaquia (IV)

Por: Redacción – Foto: Archivo

Caracterización del sector

1.4 Cadena de valor del toro bravo

La cadena de valor del toro bravo da cuenta de las industrias relacionadas en todas sus etapas, desde la cría hasta su uso final. A lo largo de dicha cadena participan los criadores, en cuyas ganaderías se hace uso de insumos agrícolas tales como granos, semillas y forrajes para la alimentación; tanto de los vientres, como de las crías, los sementales y los animales destinados al espectáculo.

Las ganaderías requieren asimismo de servicios veterinarios para mantener la salud del hato ganadero, para lo cual se requiere de productos generados por la industria farmacéutica, tanto preventivos (vacunas, desparasitantes y suplementos vitamínicos) como curativos. El acarreo de los insumos mencionados implica también un gasto en transporte para las ganaderías. También las ganaderías emplean personas que laboran para el correcto manejo del hato ganadero, por lo que se requiere de personal capacitado en el manejo de los bovinos para espectáculo.

Para el traslado del toro bravo hasta el punto de su uso final se requiere de transporte especializado, el cual a su vez requiere del uso de bienes y servicios, tales como peajes, combustibles y mantenimiento de las unidades de transporte. Este eslabón de la cadena productiva emplea también mano de obra, la cual está representada por los choferes encargados de conducir las unidades de transporte especializado para la movilización del toro bravo.

En la etapa del uso final del toro bravo es donde se encuentra la mayor parte de rubros económicos relacionados con este bovino, y por ende es donde se da la mayor parte de la derrama económica, tanto por el empleo directo de bienes y servicios para la producción del espectáculo de tauromaquia, como por los bienes y servicios asociados con la celebración de dicho evento.