Tauromaquia Mexicana

Dimensionamiento Tauromaquia (VI)

Capítulo II

Dimensionamiento sector bovino

Este capítulo presenta el dimensionamiento del sector bovinos espectáculo en cuanto a la tauromaquia se refiere, iniciando por el eslabón primario, en donde se cría y desarrolla el toro bravo, seguido de los festejos taurinos realizados en el año y de las asociaciones que agrupan a los actores centrales de la tauromaquia.

2.1 Ganaderías

En México, la cría del toro bravo data del Siglo XVI, cuando en 1522 se estableció la primera ganadería del país en Atenco, en el Valle de Toluca, misma que aún se mantiene funcionando.

Entre otras ganaderías antiguas se tienen a El Contadero -fundada en 1794-, San Diego de los Padres –que data de 1848-, y Santón, establecida en 1866.

Actualmente existen en México 262 ganaderías (Cuadro 1) dedicadas a la crianza del toro bravo,
registradas en la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL).

Se estima que en promedio una ganadería tiene una extensión de 649.22 ha con un coeficiente
de agostadero de 12.05, lo que en conjunto significa una extensión de 170,095.64 ha destinadas a la producción de toros bravos.

Cabe señalar que, dada la naturaleza del toro bravo, esta superficie corresponde prácticamente a áreas naturales protegidas de la actividad antropogénica, pues el toro bravo resulta ser un guardián de los espacios ecológicos en los que se alberga; representando una aportación al medio ambiente que de manera colateral ofrecen las ganaderías de este tipo.

Asimismo, es de señalar que la crianza y desarrollo de este tipo de bovinos se lleva a cabo en terrenos que, por lo general, son de baja capacidad de carga, por lo que su uso alternativo para otros fines productivos es altamente limitado. La calidad de la tierra está asociada al nivel de marginalidad de las poblaciones, por lo cual cabe señalar que seis ganaderías se encuentran en municipios de alta marginación y 142 (54.2%) en municipios de marginación media.

Por lo que al valor de la tierra respecta, la unidad de superficie se cotiza en promedio en $70,000 por ha, lo que implica que la superficie destinada a la crianza del toro bravo tenga un valor aproximado de $11,906,964,800.

Por su parte, el tamaño promedio de hato en las ganaderías es de 417 cabezas de ganado bravo, lo que significa un tamaño de hato en el país de alrededor de 109,204 cabezas de ganado bravo, el cual se compone de machos para lidia, becerros y becerras, y vientres. El valor de las ventas de las ganaderías ascendió en 2015 a $605,381,410, lo que incluye la venta de 3,130 cabezas que se destinaron al ruedo en festejos y festivales formales, correspondiendo a estos últimos un valor de $124,314,680.

Cabe mencionar que existen 37 ganaderías que no pertenecen a la ANCTL, por lo que dada la dificultad de acceso a la información, los datos de dimensionamiento e impacto de dichas ganaderías, éstas no fueron consideradas en este estudio