Editorial

Versatilidad

Por: Jorge Raúl Nacif – Director

Ante tantas suspensiones de festejos taurinos debido al brote de Coronavirus, es buen momento para recordar que la Fiesta no solamente vive de corridas y novilladas, sino que su carácter cultural da pie a la versatilidad de temas para disfrutar.

La literatura taurina es, por ejemplo, una rama de la Fiesta que ahora mismo podemos aprovechar. En este terreno no puedo dejar de mencionar el nuevo libro que ha publicado el matador Lorenzo Garza Gaona -titulado “Fango”- cuya elegante presentación tuvo lugar el jueves pasado.

Y aunque el libro no es precisamente de temática ligada a la tauromaquia, sino de poemas, es muestra indiscutible de la versatilidad que manifiesta Lorenzo dentro de su ejercicio artístico. Hombre inquieto, siempre está buscando aportar a la sociedad dentro delo ámbito de la cultura.

Aunque siempre fue apegado a la literatura, el torero comenzó a escribir con regularidad cuando se vio imposibilitado para torear tras la grave fractura de clavícula que sufrió hace ya varios años en la plaza de Pachuca. Así nació su primer libro, la novela “El sueño de un maletilla”, que tan buena aceptación tuvo en el medio.

Lorenzo es un ejemplo de adaptación. No es positivo encerrarse en un mismo mundo, sino que debemos darnos la oportunidad de explorar más allá de las fronteras que nosotros mismos nos construimos. Esto permite acrecentar nuestra visión del universo, para así conocer mejor todo lo que nos rodea y contar con un bagaje de mayor expresión.

En alguna ocasión un viejo precioso me dijo que “el que solo sabe de toros, en realidad no sabe de toros”. Y es que la tauromaquia es tan rica que engloba muchos otros terrenos de la existencia humana.

En este sentido, Garza Gaona ha cultivado su alma, lo que le permite también expresar más y mejor delante de la cara del toro. Así lo ha dejado claro en sus últimas corridas, mismas que surgieron gracias al taurinismo de varias empresas después de la huelga de hambre que realizó afuera de la Plaza México para exigir su confirmación de alternativa, misma que de manera injusta no fue programada.

Ya pronto leeremos “Fango” y compartiremos nuestras reflexiones en este espacio. ¡Enhorabuena, matador! Y a seguir adelante en el camino que tienes señalado.