Evocación

El natalicio de El Ranchero

Por: Redacción – Foto: Archivo

Hace 93 años, el 29 de abril de 1927, vio la primera luz el maestro Jorge Aguilar “El Ranchero”, en la legendaria ganadería tlaxcalteca de Piedras Negras, torero dotado de una gran reciedumbre y fiel representante de la llamada Escuela Mexicana del Toreo

El maestro tomó la alternativa en 1949, en Tlaxcala, para después renunciar y volver a recibirla en la Plaza México el 28 de enero de 1951, llevando como padrino a Manolo Dos Santos y fungiendo como testigo Jesús Córdoba, con toros de La Laguna.

En la Plaza México cortó, ni más ni menos, que seis rabos; la mitad de ellos como novillero y el resto ya como matador. Cabe señalar que triunfó con fuerza en España, dejando grato recuerdo en plazas importantes, y ya retirado fue tentador oficial en muchas ganaderías de su natal Tlaxcala.

Tentando en la ganadería de Coaxamaluca, cayó al suelo víctima de un ataque al corazón el 27 de enero de 1981; todavía se hicieron esfuerzos llevándolo de inmediato a Apizaco, aunque fue en vano.

Como un merecido reconocimiento, la plaza de la capital tlaxcalteca lleva su nombre, tributo de la afición para un diestro que ha sido uno de los más representativos de  Tlaxcala.