¡Feliz Día del Niño!

Recuerdo de una tarde especial

Por: Jorge Raúl Nacif – Foto: Archivo

Han pasado 18 años de aquel festejo del 28 de abril de 2002 en la Plaza México para celebrar el Día del Niño, cartel encabezado por la rejoneadora Paty Gómez Vega y, a pie, cinco espadas que hoy en día son matadores de toros y que conformaban aquella cuadrilla del siempre entusiasta Pepe San Martín, dentro de su proyecto denominado Fiesta Futura

Pepe López, Pepe Murillo, Juan Chávez, Hilda Tenorio y Joselito Adame, partieron plaza vestidos de luces aquella soleada tarde que fue, en sentido estricto, una novillada sin picadores,

Con 15 años de edad, López, Murillo y Tenorio dejaron sus credenciales en el ruedo, e incluso Hilda cortó una bien ganada oreja y resultó conmocionada. Juan, par de años menor, también tocó pelo. Sin embargo, llamó particularmente la atención Joselito Adame,  que contaba con 12 años de edad

Adame le salió con singular alegría a un eral de la ganadería de El Vergel y parecía más alto que él. La afición en el tendido -habría unas dos mil personas- se le entregó por completo tras un singular quite por chicuelinas, muy ceñido y con salero. Colocó tres ajustados pares de banderillas, brincando materialmente para poder clavarlas.

Gran seguridad mostraba aquel chiquillo y gozaba dentro de su personaje, pero sobre todo la técnica para andar en el ruedo sin mayores apuros. Joselito no dejaba pasar las embestidas, que hubiera sido lo más sencillo dadas las condiciones, sino que llevaba el eral muy enganchadito a su pequeña muleta. Al final, se volcó sobre el morrillo, obtuvo dos orejas y, entre lágrimas, fue paseado en hombros.

El primero de estos toreros en doctorarse fue Juan Chávez. La alternativa tuvo verificativo el 29 de septiembre de 2006, en Uriangato, Guanajuato. El maestro Eloy Cavazos fue el padrino de la ceremonia, en tanto que Rafael Ortega fungió como padrino delante de un ejemplar de Fernando de la Mora.

Luego vino Joselito Adame, que se convirtió en matador de toros el 7 de septiembre de 2007. El escenario fue el anfiteatro romano de Arles, dentro de una corrida goyesca en la que El Juli le cedió los tratos, mientras que Juan Bautista atestiguó la ceremonia. El toro fue de Antonio Bañuelos y llevó por nombre “Magnífico”.

Pepe López recibió la alternativa en Morelia, Michoacán, el 2 de noviembre de 2007, de manos de Fernando Ochoa, con quien alternó en esta corrida encabezada por el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza. El toro del doctorado se llamó “Michoacano”, de El Junco.

Pepe Murillo se convirtió en matador la tarde del 8 de febrero de 2008, en la plaza de Jalostotitlán, Jalisco, dentro de los carnavales. Eulalio López “Zotoluco” le cedió los tratos en presencia de Fernando Ochoa, con el toro “Parrandero”, de Teófilo Gómez.

En cuanto a Hilda Tenorio, la michoacana se doctoró en la Plaza México el 28 de febrero de 2010, ante “Victorioso”, de Autrique. Su padrino fue Manolo Mejía, en tanto que por testigo estuvo el almeriense Ruiz Manuel. Cabe señalar que ésta fue la primera alternativa concedida a una mujer en la historia del coso de Insurgentes.