Archivo histórico

Reglamentación taurina (II)

Por: Jorge Nacif Mina – Foto: Archivo

Otro bando público conteniendo prevenciones en materia de corridas de toros, y que también era “… entretanto se expide el Reglamento especial para las corridas de toros…” fue el publicado por José Ceballos, Gobernador del Distrito Federal, por medio del Secretario Nicolás Islas y Bustamante en el mes de febrero de 1887, conteniendo un total de XX artículos con los cuales se intentaba normar las corridas en las plazas de toros, podemos observar que se indicaba que ninguna corrida podría verificarse si antes no se tuviera un informe satisfactorio del reconocimiento de la plaza y de todas sus áreas, incluyendo sus oficinas, ese trabajo debería realizarlo el área responsable de obras públicas del Ayuntamiento de México y de los otros Ayuntamientos con los que se formaba el gobierno del Distrito Federal.1

Se manifestaba, en el texto normativo, que los empresarios taurinos tenían que obtener, de manera previa, la licencia respectiva del Presidente Municipal correspondiente, el que daría el aviso al Gobierno del Distrito Federal, que como observamos, tenía el control de las Diversiones Públicas y en este caso de las corridas de toros, no obstante en esos años del Porfiriato, el municipio era libre y soberano.

En las prevenciones publicadas por bando, el que elaborado por acuerdo del Gobernador del Distrito Federal, establece que los miembros de las cuadrillas de los toreros, tenían la obligación de presentarse en la corrida de “un modo conveniente” vestidos con decencia y bien equipados y “… las cabalgaduras de que se haga uso para la pica, lanzar o colorear, y para conducir los toros muertos, serán mansas y se hallarán en buen estado de servicio …” Se indica que las cuadrillas, los dependientes y mozos que estuvieran seleccionados para el servicio de la plaza y por ende participar en la corrida de toros, tenían que presentarse ante el empresario, administrador o persona responsable de la plaza para que se comprobara de que todos estuvieran “arreglados y listos” para la corrida de toros; naturalmente que había la autoridad para que si “alguno de los individuos tuviere impedimento justificado, se le reemplazará desde luego dándose el aviso correspondiente al Regidor que presida”.

————–

1 Importante es dejar muy claro que el Distrito Federal desde su creación, el 18 de noviembre de 1824, se fue creando con la unión varios municipios libres y soberanos, los que tenían como corporación de Gobierno a los Ayuntamientos, siendo la Ciudad de México la capital del Distrito Federal