Alamares

Una corrida indolvidable

Por: Raúl Reyes – Especial

La semana pasada por la televisión, trasmitieron un partido entre las Águilas del América y las Chivas de Guadalajara, encuentro que llamaron “El Clásico con Historia” y que fue patrocinado por Corona de Grupo Modelo.

Fue un partido de 90 minutos armado con jugadas y grandes goles, que al paso del tiempo, han sido espectaculares entre ambos equipos. Ver a Enrique Borja, o a Cuauhtémoc Blanco por mencionar, fue un auténtico deleite. El poder disfrutar la fiebre futbolera, la pasión en un estadio lleno como el Estadio Azteca, la narración original que enriquece la imagen de origen, y la emoción de los aficionados, hicieron de este proyecto un trabajo único.

Y ¿ A qué viene esto? En lo personal fue un gran acierto revivir esos instantes del llamado “Clásico Nacional”. No hay duda que fue un gran trabajo de digitalización, Remasterizado y de edición, para poder poner en la pantalla un trabajo de calidad.

Sin duda para los que gustamos de la Fiesta Brava, nos encantaría poder ver un trabajo de esa manera con grandes faenas y toreros. Pasar imágenes en la televisión de Lorenzo Garza, Silverio Pérez, Carlos Arruza, Fermín Espinosa “Armillita”, Luis Procuna, “Manolete”, Manuel Capetillo, Rafael Rodríguez, Jorge Aguilar “El Ranchero”, Paco Camino, Manolo Martínez, “El Niño de la Capea”, Jorge Gutiérrez, José Maria Manzanares, David Silveti, Miguel Espinosa “Armillita”, “El Pana”, Enrique Ponce, “Zotoluco”, Pablo Hermoso de Mendoza, José Tomás o “El Juli” por mencionar algunos nombres, llenarían la retina de propios y también de extraños.

Hacer una corrida con imágenes de faenas con estos geniales espadas, mostrarían la grandeza de la torería en nuestro país. Sino se puede, otra idea es rescatar festejos que fueron importantes en los últimos años. La celebrada el 26 de marzo de 1995 donde se cortaron dos rabos; Miguel Espinosa “Armillita” y Federico Pizarro, o el 50 aniversario de La México, por poner un par de ejemplos.

Es verdad que hoy día la tauromaquia es atacada por falsos argumentos de quienes sinceramente no conocen y se van por el camino más corto, el de la mentira y el engaño. Hay que profundizar en el tema y poder dar un punto de vista más claro, con datos profundos y sustentados. Me consta que los que no saben del tema se justifican agrediendo a las personas, y eso en lugar de darles posición, más bien los dejan mal parados ante la sociedad que, a decir verdad, en algunos casos tiene clase y educación, que, puedo hacer notar, existe un 40 por ciento de las personas que no les gusta los toros, omite su opinión, respeta y cuando ve el fondo, entiende, pero no se manifiesta cómo un mínimo sector que no sabe cómo vive el animal en el campo, no tiene ninguna idea del ritual, las emociones que se viven en las plazas, lo cultural y artístico que existe en un espectáculo que en poco tiempo cumplirá 500 años en México.

Por eso, si en la televisión, ya no digo abierta, pues el tema es complicado para transmitir y difundir el toreo hoy día, pues como saben, los dos programas que hablan del tema, los pasan cerca de la media noche para evitar dañar y ofender a la niñez, otro caso de mal informar, pero en fin, muchos taurinos sin importar se desvelan para verlos, hablo de Toros, Sol y Sombra y México Bravo; pero si en televisión restringida, ahí donde han estado pasando repetición de los festejos de la Temporada Grande anterior, podrían ser en su caso, poner faenas únicas e inolvidables realizadas en la Plaza México. No dudaría que los pocos viejos aficionados a dos revivirán sus emociones, y los actuales con solo ver la plaza llena le daría ganas estar ahí.

Para cuando finalice la contingencia sanitaria por el Covid-19 podamos volver a las plazas con la intención de disfrutar y emocionarnos. Tal vez esta sea un a buena iniciativa para que el toreo tome el lugar que alguna vez tuvo y recuperar lo perdido… La Pasión. ¿No creen?